La aventura cotidiana

flecha sobre fondo de color
aventura cotidiana

 ¿Y si, en cambio, conviertes el día a día en una aventura? 

 

Escrito por Jordi Gil.

Psicólogo Barcelona. Terapeuta Gestalt.



Psicología y Terapia Gestalt


“La aventura más grande que puedes tomar es vivir la vida de tus sueños.”

Oprah Winfrey


Empieza el dia, vas a tu trabajo por la mañana. Lo has hecho unas mil veces, sueles ver y hacer las mismas cosas cada día. La parte buena de la rutina es que gracias a lo mecánico ahorramos una energía que necesitamos para otras cuestiones. La parte insana es caer en monotonía y amortecer nuestra vitalidad.

 

No siempre puedes cambiar de trabajo, de horarios, de pareja, o de ocios... lo que sí puedes es jugar en estas áreas de tu vida. 


“La vida es 10% lo que sucede y 90% el cómo reaccionar ante ella.”

Charles R. Swindoll


Pero... ¿Y si, en cambio, conviertes el día a día en una aventura?

Por ejemplo, puedes conducir de una manera nueva, explorando caminos laterales.

Microaventuras:

  1. Varía levemente tus rutinas: Cambia de calles, cafeterías o carreteras. Si siempre das vueltas a la misma pista, caes en automático. ¿Qué puede pasar que pierdas 5 minutos de tu existencia o que descubras otros lugares y personas?
  2. Haz cada día alguna tarea que te sea mínimamente difícil. ¿Qué puede pasar si dejas de evitar la incertidumbre o lo difícil? Posiblemente que aumentes tus recursos y tener la conciencia de que creces como persona.
  3. Haz una o dos preguntas íntimas a personas de tu alrededor. Entra con respeto y vitalidad en lo íntimo, profundiza en tus relaciones. ¿Qué puede pasar que algún vinculo se haga más profundo o que se rompa uno de superficial? Quizá aprendas a moverte en las relaciones, alimentándote de ellas.
  4. Abre y lee una pagina de algún libro inspirador que contenga mensajes poderosos o cuyo contenido sea profundo. Leer 1-2 páginas es suficiente. ¿Qué puede pasar? Que aprendas algo o que tengas nueva información para compartir o reflexionar.
  5. Siéntate un rato y contempla lo que te rodea. ¿Qué puede pasar que no veas nada interesante y que tu cuerpo descanse un rato del estrés?

Transitar el miedo o entrar en lo desconocido puede conectarte a la vida y flexibilizar tu vida cotidiana para que no se rigidifique.
La aventura está justo enfrente de nosotros.
Juega con tu vida, mueve las fichas del puzzle, siempre estas a tiempo de volver al modo rutina. 


No te salves

No te quedes inmóvil

al borde del camino

no congeles el júbilo

no quieras con desgana

no te salves ahora

ni nunca

no te salves

no te llenes de calma

no reserves del mundo

sólo un rincón tranquilo

no dejes caer los párpados

pesados como juicios

no te quedes sin labios

no te duermas sin sueño

no te pienses sin sangre

no te juzgues sin tiempo

pero si

pese a todo

no puedes evitarlo

y congelas el júbilo

y quieres con desgana

y te salvas ahora

y te llenas de calma

y reservas del mundo

sólo un rincón tranquilo

y dejas caer los párpados

pesados como juicios

y te secas sin labios

y te duermes sin sueño

y te piensas sin sangre

y te juzgas sin tiempo

y te quedas inmóvil

al borde del camino

y te salvas

entonces

no te quedes conmigo.

 

Mario Benedetti


Por Jordi Gil Martin - Co-Director Gestalt Salut Psicoterapia

Puedes contactar al autor a través del formulario al final de la publicación. 

Bajo licencia Creative Commons BY-NC-ND

 

Últimos posts de nuestro blog:


 

Esperamos que este artículo sobre la aventura cotidiana te sea nutricio y útil para tu desarrollo personal. Puedes dejarnos tus comentarios aquí abajo...

 

¡Déjanos tus comentarios sobre el artículo! 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    RJA. S:.A:. (sábado, 05 mayo 2018 13:09)

    La vida de tus sueños?
    Eso nó parece Gestalt.

  • #2

    Mercè (miércoles, 20 junio 2018 00:20)

    Tant de bó poguès fer terapia amb vosaltres ...