Perder o ganar energía: Un ejercicio para ganar energía centrado en la escucha, la honestidad y la creatividad.

hombre pilas en su corazon
recuperar la energía en terapia

Muchas personas vienen a terapia y manifiestan estar cansadas, desganadas o deprimidas. Una parte clave de la terapia es aprender a diferenciar aquellas acciones, hábitos, o personas que nos dan y que nos quitan energía. Al escucharnos de un modo honesto, podemos reconocer nuestra experiencia para generar un cambio. Con la ayuda de un terapeuta, podemos iniciar un proceso creativo para encontrar una vía sanadora. En este post te proponemos un ejercicio de terapia para que empezar a combatir el cansancio y recuperar tu energía.

 

 

Escrito por Jordi Gil.

Psicólogo Barcelona. Terapeuta Gestalt.



Psicología y Terapia Gestalt


Cuando te sientes cansado, desganado o deprimido: ¿Qué puedes hacer?

Si nos imaginamos una botella de agua, y empezamos a hacerle agujeros vemos cómo va perdiendo agua.

Somos energía. En la vida perdemos energía con ciertas acciones.

Muchas personas vienen a terapia y manifiestan estar cansadas, desganadas o deprimidas.

Es importante empezar a realizar un trabajo con nuestra energía para dejar de agujerearnos.

A veces existen acciones, hábitos, o personas que nos quitan energía.

Una parte clave de la terapia es que la persona deje de hacer aquello que le quita energía y por otro lado empezar a reconocer y descubrir que le carga energéticamente.

Esto se consigue a través de un trabajo de conciencia que nos permite reconocer que nos pasa y que acciones, personas, hábitos, contextos, … nos sientan bien y cuáles no.

Necesitamos escucharnos para reconocer nuestra experiencia.

Esta escucha debe ser honesta y sin auto-engaños. Si algo te molesta pues te molesta, y si algo te duele pues te duele.

Desde esta honestidad indagamos en que nos da o quita energía. 

Ejercicio para empezar a combatir el cansancio y recuperar la energía:

Escribe 5 cosas que te quitan energía.

  • Discutir con mi pareja me deja exhausta.
  • La charla de Pepi me cansa.
  • Ir cada día al gimnasio no me sienta bien.
  • Ser siempre tan amable me deja sin pilas.
  • Estar con mi hijo 5 horas seguidas me agota.

Escribe 5 cosas que te dan energía.

  • Leer cada día 15 minutos me sienta muy bien.
  • Ducharme por la noche me aligera un montón.
  • Leer cuentos a mi hija me hace feliz.
  • Salir de casa el sábado de buena mañana me levanta el ánimo.
  • Ir al cine me energetiza.

¿Perder o recuperar energía? Los 3 principios del trabajo terapeútico: Escucha, honestidad y creatividad.

Trabajando en estas dos direcciones la persona aprende a no desgastarse en cuestiones que no le son nutricias y aumentar su tono energético. La persona aprende a cuidar su energía, y en consecuencia a cuidarse a sí misma.

 

Desde esta escucha honesta se entra en un proceso creativo en la relación terapeuta-cliente y se encuentran vías sanadoras, quizás haya que romper o dosificar la relación con Pepi, apostar por una amabilidad coherente, ir 3 días al gimnasio, etc. Existen tantos caminos sanadores como circunstancias personales.

 

Es importante desarrollar un sensor claro de dónde, cuándo y con quien tenemos fugas de energía. Y entrar en una dinámica vital de buscar aquello que nos nutre.


“Las personas cambian cuando se dan cuenta del potencial que tienen para cambiar la realidad”.

Paulo Coelho


Por Jordi Gil Martin - Co-Director Gestalt Salut Psicoterapia

Puedes contactar al autor a través del formulario al final de la publicación. 

Bajo licencia Creative Commons BY-NC-ND

 

Últimos posts de nuestro blog:


 

Esperamos que este artículo sobre la terapia para combatir el cansancio y recuperar la energía te sea nutricio y útil para tu desarrollo personal. Puedes dejarnos tus comentarios aquí abajo...

 

¡Déjanos tus comentarios sobre el artículo! 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Juan Antonio (sábado, 06 octubre 2018 19:18)

    Me encanta poder leer sobre cosas que realmente he pensado, pero no he reparado en analizar. Cuando lo veo expresado en la forma que lo siento me alegro de leerlo. Gracias y animo para seguir ayudando a la gente.