Los tesoros cotidianos: Un relato terapéutico para sentirse más vital y feliz

tesoros cotidianos
tesoros cotidianos

En este post compartimos un relato terapéutico llamado “El tesoro escondido” acerca de dónde buscar los verdaderos tesoros en la vida. Si aún no los has encontrado, te compartimos las claves para comenzar a hacerlo, trabajando en tu autoestima y en la sanación del niño interior.

 

Escrito por Jordi Gil Martin.

Psicólogo Barcelona. Terapeuta Gestalt.



En Gestalt Salut puedes solicitar asesoramiento psicológico

en formato presencial u online.


El tesoro escondido: Un relato terapéutico

Esta narración terapéutica dice así:

 

El rabino Isaac tenía un sueño recurrente en el que una voz le ordenaba que viajase a la lejana Praga y que, una vez allí, empezara a cavar debajo del puente que conduce al Palacio Real hasta encontrar un tesoro. Como pasaban los meses y el sueño persistía, al final decidió hacer el largo viaje para comprobar qué había de verdad en esa revelación.

 

Cuando llegó a su destino, constató desolado que el puente era constantemente vigilado por dos soldados. Así que cada día, desde la distancia, se pasaba un buen rato observándoles. Ese gesto no pasó inadvertido al capitán de la guardia que, cuando lo vio llegar una mañana más, se acercó a él para averiguar el motivo de su presencia allí. El rabino, superando sus recelos, decidió confiarle su sueño. El capitán se echó a reír y, a su vez, le confesó al venerable rabino: "¿Sabe usted que si yo hiciera caso de mis sueños estaría buscando por Polonia a un tal Isaac, hijo de Ezequiel, que según mis sueños tiene un tesoro en un rincón de su cocina?". El rabino quedó impresionado y rápidamente regresó a Polonia. Cavó entusiasmado en su cocina y encontró el tesoro. 

 

¿Qué podemos aprender acerca de este relato terapéutico sobre el tesoro escondido?

A veces, recorremos un largo camino en busca de la felicidad cuando realmente está muy cerca de nosotros, en nuestro interior o en nuestra proximidad.

 

Los tesoros son nuestros recursos internos, potencialidades, bondad, compasión, intuición, …y también las personas que nos rodean, hijos, amigos, familiares, aliados…

 

Vive atento a los tesoros cotidianos, la mirada amable de un panadero, un conductor que deja pasar a una vieja por un paso cebra, una persona mayor que se agacha para dar una pelota a un niño, …

 

Al final como dice el mago blanco Gandalf en la película El hobbit:

“Saruman cree que sólo un gran poder puede contener el mal, pero eso no es lo que yo he llegado a ver. Lo que yo he visto es que son los pequeños detalles cotidianos de la gente común los que mantienen el mal a raya..., pequeños actos de bondad y de amor.”

 

Pregúntate siempre ¿de qué tesoro interno me estoy olvidando? Y ejercita tu mirada para ver los tesoros que nos rodean.

 

Un buen proceso terapéutico también es aquel que nos conecta a nuestros patrimonios internos.

Descubre tu tesoro, trabajando en ti

Si no encuentras ninguno, es que el demonio de la desvalorización te está poseyendo, debes trabajar en tu autoestima o sanar a tu niño interior, todos nacemos con un niño que trae un tesoro para sí mismo y para sus padres. Un proceso de terapia personal nos facilita construir un camino que nos acerque a la cueva de nuestros tesoros olvidados.

 

Si no ves tesoros a tu alrededor posiblemente tu mirada está teñida por el pesimismo existencial o por tu pasado traumático, no vislumbras los gestos de bondad humana. Aún hay luz en el mundo y esta debe ser nutrida.

En ambos casos es importante regenerar tu conexión con los tesoros humanos mediante un trabajo de conciencia y de vitalización de tu corazón.

 

No olvides que los dioses son caprichosos, pero nunca te abandonan.

 

Si deseas obtener más recursos para descubrir tu tesoro, lee más artículos de nuestro blog sobre la autoestima y el niño interior


Por Jordi Gil Martin - Co-Director Gestalt Salut Psicoterapia

Puedes contactar al autor a través del formulario al final de la publicación. 

Bajo licencia Creative Commons BY-NC-ND

 

Últimos posts de nuestro blog:


 

Esperamos que este relato terapéutico te sea nutricio y útil para tu desarrollo personal. Puedes dejarnos tus comentarios aquí abajo...

 

 

¡Déjanos tus comentarios sobre el artículo! 

Escribir comentario

Comentarios: 0