Una visión realista de la autoestima: ¿Qué es la autoestima, y qué no es la autoestima?

corazón en la arena
qué es la autoestima

La autoestima es un término psicológico susceptible de ser malentendido. En este post te explicamos qué es la autoestima y qué no es, con ejemplos prácticos y un ejercicio que puedes empezar a hacer.

 

Escrito por Jordi Gil.

Psicólogo Barcelona. Terapeuta Gestalt. Asesoramiento en crianza consciente.



Psicología y Terapia Gestalt


 “Tú mismo, al igual que cualquier otra persona en el universo, te mereces tu propio amor y afecto”

Buda


A veces, ciertos conceptos de la Psicología se confunden con otros, ya sea por interacción entre ellos o por compartir una vivencia similar, que no igual. Esto ha sucedido mucho con la palabra y la experiencia de la autoestima: ¿Qué es la autoestima?, ¿Qué no es la autoestima?

 

En nombre de la autoestima se han justificado muchas cosas, “como me quiero mucho, aquí te quedas” o se ha abusado desde ella “me quiero tanto, que paso de los demás” en pos de una autoestima malentendida. En determinadas ocasiones se abusa o pervierte este concepto. Los términos psicológicos son susceptibles de ser malentendidos o mal usados, como la expresión “soy un poco bipolar” la cual tiene poco que ver con la clínica y realidad del trastorno bipolar. 

 

Autoestima: Qué es y qué no es. Ocho afirmaciones que te ayudarán a entenderlo

Conviene aclarar lo que es y no es la autoestima:

  • La autoestima no nos hace mejores que nadie. No es sinónimo de un yo superior. Nadie es mejor que nadie, y punto.
  • La autoestima no debe convertirse en una persecución de la excelencia personal. No es necesario estar bien ni quererse todo el día, ni tampoco los 365 días del año. La auto-exigencia sana nos ayuda a crecer y a poner de relieve adónde queremos ir o llegar. La tóxica nos daña o no ve a los de nuestro alrededor. Es importante no perseguirse con exigencias y sí demandarse de forma amable dar lo mejor de uno mismo.
  • La autoestima no es un narcisismo. La autoestima no es darse una sobre importancia personal, es una importancia personal ecuánime, ni alta ni baja, que también tiene en cuenta al otro.
  • La autoestima no es una vacuna para todo. Hay situaciones para las que no hay consuelo por más autoestima que se emplee. No otorga superpoderes, sí que nos permite acompañarnos de un modo nutricio ante lo difícil de la vida.
  • La autoestima tiene límites. No nos aporta la iluminación. Una buena autoestima no basta para no sufrir al en afrontar un despido, un accidente de tráfico o un divorcio. Nos ayudará, eso sí, a no caer del todo. Nos sostiene pero no es un antídoto anti-sufrimiento. No te salva del dolor inherente a la vida. La autoestima es un punto de apoyo desde el cual orientarnos de un modo ecológico. Es una buena brújula ante el decidir que implica el vivir. Ayuda a gestionarlo, pero no salva, aunque contribuya a hacerlo más sostenible.
  • La autoestima no tiene por qué aportarte el éxito ni la fama. Tampoco un súper-trabajo, o una súper-pareja. Te ayuda en cualquier caso a acercarte a tus anhelos, pero no garantiza nada, porque en la vida no hay garantías.
  • La autoestima es un proceso de convivencia con uno mismo, no es una meta. Fluctúa, y se trabaja en ella toda la vida. Aprendemos a acompañarnos de un modo amable.
  • La autoestima no justifica agredir a alguien, que tengas mucha autoestima no valida que puedas hacer daño a los demás, no estás por encima de nadie. No justifica realizar abusos de poder en su nombre. La autoestima existe dentro de una ética del cuidado hacia uno mismo y hacia los demás.

En todo cuanto se refiere a los míticos “autos” (autoestima, autoexigencia, autoafirmación, autovaloración, etc.) conviene recordar, como reflexionaba Paracelso (Médico y químico suizo, 1493 – 1541), que: “El veneno está en la dosis.”

Aprender a diferenciar qué es y qué no es la autoestima

Aprende a diferenciar qué es y qué no es la Autoestima. Disfruta de la con-vivencia íntima con lo que vives desde una visión amplia de todo lo que eres, desde tus recursos y limitaciones, desde tus facilidades y tus dificultades. Partiendo de todo ello, inicia tu proceso de aceptación, de crecimiento personal. Deja de esperar lo perfecto o lo eterno. La autoestima es un proceso, se trabaja en ella toda la vida y nos aporta una satisfactoria relación con uno mismo y con los demás.

Ejercicio sobre la autoestima

Evoca 2 momentos de una autoestima sana que hayas vivido (Por ejemplo: al superar mis oposiciones me sentí muy satisfecho conmigo mismo), y 2 de una autoestima insana, la cual esconde otra cosa (Por ejemplo: después de mi último aumento de sueldo realmente estaba un poco pedante). Puedes profundizar en el ejercicio, con la lectura del artículo sobre cómo mejorar la autoestima baja.

Te recomiendo este vídeo y libro sobre la autoestima...

Por último, si deseas profundizar en qué es la autoestima, te recomiendo ver la conferencia que sigue a continuación, "Claves para mejorar la autoestima", que se desarrolló en la presentación de mi útlimo libro "Conquista tu autoestima" (Ed. Versos & Reversos)  el pasado mes.

Lectura recomendada:  "Conquista tu autoestima. Claves para vivir en armonía y desarrollar tu potencial".

Pulsa sobre la imagen para más información:

Por Jordi Gil Martin - Co-Director Gestalt Salut Psicoterapia

Puedes contactar al autor a través del formulario al final de la publicación. 

Bajo licencia Creative Commons BY-NC-ND

 

Últimos posts de nuestro blog:


 

Esperamos que este artículo sobre la qué es la autoestima te sea nutricio y útil para tu desarrollo personal. Puedes dejarnos tus comentarios aquí abajo...

 

¡Déjanos tus comentarios sobre el artículo! 

Escribir comentario

Comentarios: 0