El maltrato psicológico en la pareja: 20 indicios para detectarlo (Parte 1)

corazon de papel roto
maltrato psicologico en la pareja

Existen muchas formas de maltrato psicológico en la pareja. Existen muchas señales de que tu pareja no es sana o te maltrata en exceso. Hoy nos enfocaremos en las principales para poder detectar un maltrato excesivo en la pareja.

 

Escrito por Jordi Gil Martin.

Psicólogo Barcelona. Terapeuta Gestalt.



En Gestalt Salut puedes realizar terapia de pareja,

en formato presencial u online.


Maltrato psicológico en la pareja: Cuando el amor nos obnubila

Las parejas inevitablemente se maltratan, la cuestión es qué en dosis, y que no se establezcan dinámicas continuas de maltrato, y que éstas no se normalicen.

Como decía Paracelso, el veneno está en la dosis.

Y sin un poco de veneno no es posible tener pareja. Un poco es un poco, el amor no justifica el maltrato.

En muchas ocasiones, las personas inmersas en relaciones de pareja no son capaces de darse cuenta de que están viviendo situaciones de abuso. El amor que sentimos hacia esa persona puede obnubilar nuestro juicio y podemos normalizar, minimizar el maltrato psicológico o justificarlo de 1000 maneras.

Y a pesar de que los familiares y amigos puedan advertirnos de que algunas cosas que estamos soportando no son tolerables, podemos seguir con los ojos vendados, aunque de reojo veamos que nos están maltratando o que algo falla.

Vamos allá con las señales de maltrato.

 

20 señales de maltrato psicológico en la pareja

  1. Exceso de control, ya sea de gastos personales o de pedir explicaciones sobre tus facturas o amistades. Pregunta constantemente por tus horarios. ¿Dónde estás y con quién? A lo cual podíamos responder ¿y dónde está la confianza original?
  2. Excesivo tiempo pensando en la pareja, no podemos pasarnos el día preocupados por si nuestra pareja está bien o mal. Es vital tener una vida propia y olvidarse un poco del cónyuge.
  3. Investigación reiterada, en nombre del amor o de lo que sea, de tus redes sociales y de tu móvil. La intimidad es invadida.
  4. Actitudes de desprecio y desvalorización, “pareces tonta/o”. Es el juego del payaso listo y del payaso tonto. Y naturalmente el otro se adjudica el listo.
  5. En reuniones familiares o con amigos, evitas emitir tu opinión sobre algo por miedo a que vuelva a penalizarte o cuestionarte en público. La humillación en público es una herida enormemente dañina.
  6. Uso del chantaje emocional: si no haces lo que él/ella quiere, se enfada o recibes un castigo o amenaza.
  7. Te trata con un exceso de paternalismo y te infantiliza, “menos mal que estoy yo aquí” (pero quizás si no estuvieras aquí yo sería feliz).
  8. Dependencia de estados: Si ella esta ok, yo estoy ok, si él está “no-ok”, yo también estoy “no-ok”.
  9. Castigos camuflados. En caso de discusión, tienes que ceder tú siempre, porque en caso contrario puede estar días sin dirigirte la palabra. Si algo no me gusto o me dolió, te castigo.
  10. El sexo quizás no te guste, ni tu pareja haga cosas que te apetecen, pero sus necesidades emocionales o sexuales están por encima de las tuyas. Notas que mantienes relaciones sexuales con él/ella a pesar de que no tienes muchas ganas o que te fuerza a determinadas cuestiones, solo por complacer sus deseos o para evitar que se enfade o te abandone.
  11. Te compara con otras parejas sexuales de su pasado, obviamente mejores que tú.
  12. Resta importancia a tus méritos, necesidades, deseos y virtudes. Sospechosamente lo tuyo vale menos que lo suyo.
  13. No se da importancia a los problemas que le expresas, minimizándolos y diciendo frases del estilo “eso no es para tanto”, “no seas quejica”, etc…
  14. Las discusiones son una lucha de poder, es más importante el ganar que el cuidar.
  15. Te culpabiliza de problemas suyos, que tiene en su vida familiar, laboral o con otras personas, o con el más allá.
  16. Se hacen listas recordándote todos los fallos y errores que cometiste en el antiguo pasado o en el pasado reciente. Estas listas extrañamente perduran en el tiempo, no prescriben.
  17. Evitas que se enfade o entre en cólera. Has dejado de contar cosas o ver a personas que vives importantes, o te son significativas. No se debe temer a la pareja, igual que un niño no debe tener miedo a sus padres.
  18. Evitas ser honesto/a con tu pareja porque sabes que se lo tomaría mal: “en el fondo creo que mi pareja tiene un problema con el sexo, pero no quiero que me monte el pollo si se lo digo”. Sin honestidad una pareja es un simulacro de relación.
  19. Se dirige a ti con mala educación, se da el permiso de hablarte mal, con exigencias y malos modos, “¿en nombre de que o de quién?”
  20. Toma decisiones que afectan a ambos sin pedir tu opinión, e incluso sin informarte, “¿para qué? Si va a hacer lo que yo le diga”

 

Todos a momentos maltratamos a la pareja, pero no nos despistemos. Es importante defenderse y no tolerar según qué cosas en pos de un supuesto amor. Como decía Montse Barderi, “el amor no duele y si duele no es amor”.


Por Jordi Gil Martin - Co-Director Gestalt Salut Psicoterapia

Puedes contactar al autor a través del formulario al final de la publicación. 

Bajo licencia Creative Commons BY-NC-ND

 

Últimos posts de nuestro blog:


 

Esperamos que este artículo sobre el maltrato psicológico en la parejate sea nutricio y útil para tu desarrollo personal. Puedes dejarnos tus comentarios aquí abajo...

 

 

¡Déjanos tus comentarios sobre el artículo! 

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    sergio millan figueroa (domingo, 17 febrero 2019 06:37)

    EXCELENTE ARTICULO,MUY ILUSTRATIVO Y PRACTICO.GRACIAS Y FELICITACIONES.<<

  • #2

    Esther (lunes, 18 febrero 2019 10:23)

    Pase por ello,y desgraciadamente no te das cuenta de que está pasando ,piensas que la otra parte cambiará.
    No cambia ,cuanto antes lo alejas de tu vida ,mejor.
    Que daño hace la creencia de que hay que aguantar,transigir, para toda la vida,por los hijos ,por el que diran ,etc.....

  • #3

    Isabel (viernes, 22 febrero 2019 17:18)

    Hola