Transformarlo todo en un Haiku. Un ejercicio de terapia para encontrar nuestra esencia

bloc de notas
haiku y terapia

Reducir lo que nos pasa a lo esencial nos permite crear un haiku terapéutico, una breve frase desde la cual poder encontrar nuestras necesidades esenciales, más allá de la verborrea. En este post compartimos un ejercicio para que empieces a practicarlo.

 

Escrito por Jordi Gil.

Psicólogo Barcelona. Terapeuta Gestalt.



Psicología y Terapia Gestalt


“Noche corta de verano: / entre los juncos, fluyendo, / la espuma de los cangrejos”. 


Haiku terapéutico: El arte de simplificar para conocerse mejor

El haiku (俳句?) o haikú es un tipo de poesía japonesa. Consiste en un poema breve de diecisiete sílabas, escrito en tres versos de cinco, siete y cinco sílabas respectivamente. (Definición de Wikipedia).

 

La poética del haiku busca el despertar de nuestra emoción, mente y cuerpo. Como una piedra que cae en el agua de nuestro presente, detona un movimiento en nuestra interioridad. En definitiva busca de forma precisa un "darse cuenta". Puede promover belleza y puede promover cambio.

 

Poner límites a nuestros deseos, sensaciones, cavilaciones, discursos,… puede facilitarnos ser más productivos, más centrados, más esenciales y por tanto menos neuróticos, dispersos o confusos. Reducir lo que nos pasa a lo esencial nos permite crear un haiku terapéutico, una breve frase desde la cual poder orientarnos hacia una mayor plenitud. Facilitando así que nuestras acciones sean menos erráticas y estén más bien dirigidas a objetivos nutricios.

 

En la vida es básico saber priorizar y simplificar. Aprende a separar el grano de la paja. El poeta reduce el mensaje a lo mínimo indispensable, separa el grano de la paja y encuentra la esencia del mensaje, desechando lo que interfiere en lo esencial. Sintetizar es algo muy poderoso, te obliga a ser honesto, a poner límites a tu verborrea. Cada elemento debe ser clave importante y no puedes distraerte en palabras o interesantes argumentos.

 

Nos distraemos con facilidad, tendemos a dispersarnos. El ponernos un límite facilita mantener nuestro focus.

No desperdiciemos tiempo, dinero, energía y esfuerzo. Nuestro tiempo es limitado, y una síntesis haiku nos permite usar nuestro tiempo limitado sabiamente.

 

La síntesis nos permite explorar y dirigirnos con mayor profundidad a lo que nos es importante.

 


“El camuflaje es, por esencia, una realidad que no es la que parece. Su aspecto oculta, en vez de declarar su sustancia. Por eso engaña a la mayor parte de las gentes. Sólo se puede librar de la equivocación que el camuflaje produce quien sepa de antemano, y en general, que el camuflaje existe.” 

 José Ortega y Gasset

 

 


Ejercicio Haiku terapéutico

Este ejercicio de haiku terapéutico aplicado a cada área de la vida se traduce en reducir nuestro discurso y registrar nuestra necesidad esencial:

  • Siéntese de una forma cómoda y activa en una silla que le permita tener los pies bien apoyados en el suelo. Los cambios se dan en la tierra.
  • Conéctese a su respiración, con su energía vital. Los cambios piden energía.
  • Afirme tres veces en voz alta “voy a ser honesto conmigo mismo/a”. Los cambios piden compromiso.
  • Explore 4 áreas de su vida, ninguna más, nuestra energía es limitada. Por ejemplo: Trabajo, Pareja, Amistad, Familia.
  • Déjese venir imágenes de estas zonas de vida, hasta que sintetice en una frase que quiere/necesita en ellas.

Ejemplos de haiku terapeútico esencial:

  • “necesito cambiar de trabajo” o “tengo que priorizar la difusión de mi empresa”;
  • “no me gusta el sexo con mi pareja” o “tengo ganas de estar un día entero a solas con ella”;
  • “echo de menos un poco de juerga” o “lo que me dijo Eva me repatea”;
  • “no soporto a mi madre” o “hace tiempo que paso de mi hermano”

Como afirmaba Ramón Resino, dramático-terapeuta gestáltico sevillano, “no hay más mecha que la que arde”. Esto es lo que hay. A partir de aquí es necesario construir qué puedo o no puedo cambiar/gestionar, sin despistarme o autoengañarme, sin alejarme del haiku terapéutico que he encontrado. Quizás sea necesario pedir ayuda de un profesional de la ayuda, o quizá ya puedo empezar a articular acciones desde mi haiku.

 

Dedicado a Ramón Resino.

 

Por Jordi Gil Martin - Co-Director Gestalt Salut Psicoterapia

Puedes contactar al autor a través del formulario al final de la publicación. 

Bajo licencia Creative Commons BY-NC-ND

 

Últimos posts de nuestro blog:


 

Esperamos que este artículo sobre Haiku y terapia te sea nutricio y útil para tu desarrollo personal. Puedes dejarnos tus comentarios aquí abajo...

 

¡Déjanos tus comentarios sobre el artículo! 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Sabina (domingo, 20 mayo 2018 22:32)

    Me encantó este artículo lo veo muy necesario día a día, seguro que lo llevaré a cabo, gracias por compartir

  • #2

    Margarita Guerrero (lunes, 21 mayo 2018 03:32)

    Mi maestro Ramón me enseñó que los lenguajes del alma son la poesía, el arte, la música y la danza. ¡ Felicitaciones !