Ser cuerpo es Ser. ¿Qué nos enseña la terapia Gestalt acerca del cuerpo?

un padre con su bebé
ser padres y la gestión emocional

La Gestalt considera el cuerpo como nosotros mismos, no tenemos un cuerpo, somos cuerpo.Compartimos un ejercicio para que tomes conciencia acerca de tu corporalidad.

 

Escrito por Jordi Gil.

Psicólogo Barcelona. Terapeuta Gestalt.



Psicología y Terapia Gestalt


 

“Oscilamos entre el desprecio y la sobrevaloración de nuestro cuerpo”

Álvarez Romero, Médico Psicosomático


Fritz Perls, fundador de la terapia Gestalt plantea “Yo soy cuerpo” y a partir de ahí se invita a la persona a traducir somáticamente sus emociones, impulsos y pensamientos. Se trata de acercarse, valorarlo y quererlo. Y sobretodo de experimentar la vida a través de el.

La Gestalt considera el cuerpo como nosotros mismos, no tenemos un cuerpo, somos cuerpo. De igual modo cuando no reconocemos nuestro propio cuerpo o rechazamos algunas partes de nuestro cuerpo, esta acción implica que rechazamos o ignoramos algo de nosotros mismos. Fritz Perls afirmaba “No es que tengamos un hígado y un corazón. Somos un corazón y un cerebro, etc., y aún esto es erróneo. No somos una suma de partes, sino una coordinación, una coordinación muy sutil de todos estos pedacitos diferentes que constituyen un organismo”. El sostiene que cuando decimos tenemos un cuerpo, nos escindimos de un modo sutil y obvio, hay un yo que posee un cuerpo. La cuestión pasa por ser y no por tener un cuerpo.

De igual modo para la Gestalt vivimos experiencias en el ajuste continuo organismo-ambiente. La consideración del cuerpo como organismo abre la aceptación y el reconocimiento de este desde un enfoque fisiológico. No elegimos nuestro cuerpo, elegimos como lo cuidamos o descuidamos, y a partir de esta relación con nuestra corporalidad debemos aprender a percibirlo y vivenciarlo de un modo ecológico, y respetuoso.

Lo maravilloso es que aceptar el cuerpo, es un primer paso hacia la propia espiritualidad. Es una afirmación de lo que se es, me siento Yo.

El cuerpo es la base material del espíritu, todo se sostiene en él. El amor al cuerpo se integra y repercute en muchos niveles. 


“Para amarnos más allá del intelecto, tenemos que descubrir y acoger nuestro cuerpo: las sensaciones internas y habitarnos por dentro, acoger nuestro cuerpo externo como expresión de nuestra identidad, de esta manera se podrá producir una integración amorosa de todas nuestras dimensiones gracias a ese acercamiento corporal”

Álvarez Romero


Ejercicio de terapia corporal: "Yo soy mi cuerpo"

Adopta una postura cómoda, cierra los ojos si lo prefieres y respira profundamente. Posa una mano en una zona de tu cuerpo que te permita conectarte a el.

Respira y vivenciate siendo tu cuerpo, aquieta tu dialogo mental. Si aparecen contenidos mentales, dejalos ser y vuelve a retomar tu conciencia de corporalidad.

Ahora repite en tu mente la siguiente frase y déjate sentir su efecto.

“Yo soy mi cuerpo”

Al cabo de unos minutos deja de recitar este mantra, y solo respira.


 “Tu cuerpo es templo de la naturaleza y del espíritu divino. Consérvalo sano; respétalo; estúdialo; concédele sus derechos” 

HENRI-FRÉDÉRIC AMIEL, filósofo y escritor suizo


Por Jordi Gil Martin - Co-Director Gestalt Salut Psicoterapia

Puedes contactar al autor a través del formulario al final de la publicación. 

Bajo licencia Creative Commons BY-NC-ND

 

Últimos posts de nuestro blog:


 

Esperamos que este artículo sobre el cuerpo y la terapia gestalt te sea nutricio y útil para tu desarrollo personal. Puedes dejarnos tus comentarios aquí abajo...

 

¡Déjanos tus comentarios sobre el artículo! 

Escribir comentario

Comentarios: 0