Blog de Psicología y Terapia Gestalt

Una ventana informativa y educativa, con artículos e infografías de psicología y terapia Gestalt...

Esperamos que disfrutes de la lectura y te animamos a hacer comentarios y sugerencias que nos puedan ser de utilidad para mejorar nuestro blog: Contacta con Gestalt Salut 

 



Nuestros posts más leídos:

Sobre la Gestalt y la Gestión Emocional

¿Eres un barco a la deriva... o un barco con capitán?

Aprende cómo funcionan las emociones, y cómo gestionarlas. ¡Empodérate! 


Frases de Fritz Perls

El legado de Fritz Perls, fundador de la Terapia Gestalt, sintetizado en frases que plasman su actitud ante la vida y lo que él consideraba importante en un proceso terapéutico.


Diálogo con mi parte cansada

En este artículo te explicamos qué es el ejercicio de la Gestalt llamado "la silla vacía" y para qué sirve. Compartimos un ejemplo del libro "Decide cómo vivir tu vida" de Jordi Gil.


¿Qué son las heridas infantiles?

Ejemplos y cómo tratarlas 


Eneagrama

¿Qué es y cuáles son los 9 eneatipos? 


Crianza consciente

La clave para construir una relación saludable con los niños


¿Qué deberías saber antes de hacer una constelación familiar?

Es importante que tengas en claro cuál será tu demanda/asunto a constelar. En este post compartimos algunas claves para definirlo con claridad y sencillez.   


¡ÚLTIMOS POSTS!

La parábola de los 10 necios desde una mirada psicólogica: Aprender a incluirse como acto de salud

parabola psicologica
parabola psicologica

Mediante una párabola en este post compartimos 7 tips desde la psicología, para aprender a incluir lo que nos sucede, sin pelearnos con nuestra experiencia e incorporando nuestras potencialidades.

 

Escrito por Jordi Gil Martin.

Psicólogo Barcelona. Terapeuta Gestalt.



En Gestalt Salut puedes solicitar asesoramiento psicológico

en formato presencial u online.


Una parábola psicológica dice así:

“Los diez necios de la parábola vadearon un río y, al alcanzar la otra orilla, quisieron asegurarse de que realmente todos ellos habían cruzado sanos y salvos la corriente. Uno de los diez empezó a contar, pero sólo contó a los otros y se excluyó a sí mismo de la cuenta. «No veo más que nueve» —dijo el más sentimental de los diez necios—, «lo hemos perdido». Y diciendo esto rompió a llorar, y los otros nueve lo imitaron.

Viéndolos llorar así a la orilla del río, un viajero compasivo les preguntó la causa. Ellos le contaron lo sucedido y dijeron que incluso después de haberse contado varias veces, no pudieron encontrar más que nueve. Al oír el relato, pero puesto que veía a los diez ante él, el viajero comprendió lo que había ocurrido. Y para que ellos mismos se dieran cuenta de que eran realmente diez y de que todos habían cruzado sanos y salvos el río, el viajero les dijo: «Que cada uno de vosotros cuente por sí mismo, pero uno tras otro, en serie, uno, dos, tres y así sucesivamente a medida que yo os voy dando una bofetada a cada uno, de manera que todos podáis estar seguros de haber sido incluidos en la cuenta, e incluidos sólo una vez. Entonces encontraremos al décimo hombre "perdido"». Al oír esto, todos se alegraron ante la perspectiva de encontrar a su camarada "perdido" y aceptaron el método sugerido por el viajero.

Mientras el buen viajero iba dando una bofetada a cada uno de los diez por turno, el que recibía la bofetada se contaba a sí mismo en voz alta. «Diez», dijo el último al recibir a su vez la última bofetada. Perplejos, se miraron unos a otros. «Somos diez», dijeron al unísono y agradecieron al viajero que los hubiera liberado de su aflicción.”

 

¿Qué podemos aprender desde la Psicología con esta parábola? La inclusión como acto de salud

Esta parábola psicológica de los diez necios fue contado por el Bhagavan Sri Ramana Maharshi.

 

Es una metáfora explicativa, que incluye varias cuestiones a tener en cuenta. A continuación comparto 7 enseñanzas que puedes extraer desde la psicología con esta parábola:

  1. Nosotros mismos nos excluimos de distintas maneras, y no contamos con nuestra parte divina, apartamos experiencias que no queremos experimentar como tristeza, ira, perdida,…marginamos a nuestros yoes internos como al yo valiente o al expansivo, al aventurero,.. Y un largo etc., o directamente nos separamos de los demás y damos por perdida la posibilidad de vivir de un modo más pleno. Excluir no nos permite aprender.
  2. El viajero compasivo puede ser un terapeuta, un amigo, una pareja, alguien a quien le damos el poder para despertarnos o un aliado que la vida nos envía. En la vida es esencial desarrollar nuestro propio ayudante interno.
  3. La bofetada como símbolo de que es necesario desperezarnos cada día, y no instalarnos en la zona cómoda o archiconocida. Esta bofetada es compasiva, no destructiva. Funciona como despertador.
  4. Incluir nos sana, y excluir no nos permite desarrollar nuestro potencial y conectar con nuestro ser. El décimo hombre jamás se había perdido.
  5. Es necesario pasar a otra orilla en la vida, no podemos vivir en la misma siempre y para ello necesitas incluir a todo tu ser y confiar en él.
  6. Debemos aprender a contar, y desconfiar de nuestra forma automática de percibir y sentir el mundo.
  7. Sentir la completud da sentido al vivir. No perdiste tu magia dejaste de chasquear tus dedos.

Por Jordi Gil Martin - Co-Director Gestalt Salut Psicoterapia

Puedes contactar al autor a través del formulario al final de la publicación. 

Bajo licencia Creative Commons BY-NC-ND

 

Últimos posts de nuestro blog:


 

Esperamos que este post con una parábola y 7 tips para aprender desde la psicologia te sea nutricio y útil para tu desarrollo personal. Puedes dejarnos tus comentarios aquí abajo...

 

 

¡Déjanos tus comentarios sobre el artículo! 

0 comentarios

La conciencia de muerte. Post dedicado a Claudio Naranjo

claudio naranjo
claudio naranjo

Post dedicado a Claudio Naranjo, un despertador de conciencias, cuya muerte es otro despertar.

 

Escrito por Jordi Gil Martin.

Psicólogo Barcelona. Terapeuta Gestalt.



En Gestalt Salut puedes solicitar asesoramiento psicológico

en formato presencial u online.


Claudio Naranjo nos compartía las siguientes palabras sobre la conciencia de muerte:

 

“No sé si la gente se da cuenta de que se va a morir. Todos nos vamos a morir. Nos vamos a morir bastante pronto… un par de décadas. No sólo nos vamos a morir nosotros, sino que todas las personas que conocemos. Es una verdad. ¿Cómo es que vivimos como si no nos importara? ¿es que lo sabemos o lo sabemos sólo intelectualmente? No lo sabemos emocionalmente. A un contemporáneo de Mahoma, Uwais al Qarni, una vez le preguntaron ‘cómo te sientes’ y dijo ‘como uno que se va a morir’. Y el que le hizo la pregunta le dice ‘pero eso lo podría decir cualquiera. Esa es la situación humana’.

Y él dijo ‘¿pero lo sienten todos?”.

 

Es decir nos vamos a morir, pero no lo sentimos, cómo es que no sentimos que nos vamos a morir. Si sintiéramos que nos vamos a morir seríamos mejores personas, no seríamos tan narcisistas, si sintiéramos que nos queda poco tiempo para vivir lo aprovecharíamos mejor. Si sintiéramos que la muerte está a la vuelta de la esquina, que puede llegar inesperadamente, si realmente sintiéramos eso, tal vez nos dedicaríamos un poco más a buscar eso que no es mera supervivencia y comodidad o dinero, o estatus. Las cosas más profundas de la vida las buscaríamos más si supiéramos que la vida es un recurso escaso (…) sabemos cosas intelectualmente, pero no las sabemos con nuestro ser”.

 

Claudio Naranjo

Video sobre la conciencia de muerte, por Claudio Naranjo:

 

La muerte la vivimos mayormente como idea, no como experiencia.

 

La mayoría de tradiciones espirituales nos invitan a tomar conciencia de ella, como despertador de nuestra conciencia y como invitación a realizar un trabajo de conexión con nuestro ser esencial o divino.

 

Asimismo Carlos Castaneda enfatizaba como la muerte puede ser una consejera, y por permitirnos tomar la vida desde la seriedad y la trascendencia que posee.


"La muerte camina a nuestro lado, por ello podemos sentirla físicamente,

es la consejera que susurra sin cesar: no tienes tiempo." (que perder)

Carlos Castaneda


Asimismo la conciencia de muerte es una medicina para el ego y sus distracciones.

Nos puede despertar del sueño neurótico y de la narcolepsia cultural.

Diferenciando de forma diáfana lo esencial de lo trivial. 

Ejercicio: Conciencia de muerte

Para concluir este post en homenaje a la muerte de Claudio Naranjo, quisiera compartir contigo el siguiente ejercicio:

 

En posición sentada. Visualiza con los ojos cerrados a tu yo viejo, sentado y a una distancia que te permita reconocerlo de cuerpo entero. Imagínate cómo es su aspecto, su cuerpo, su cara, sus ojos, su cabello, su piel,…date tiempo para reconocerlo hasta que sientas que te es familiar y que te es fácil sentirlo.

Ahora acércate ligeramente, pregúntale qué daría más sentido a tu vida, acerca uno de tus oídos y escucha su mensaje para ti.

Anota en una hoja qué te manifiesta

Por ejemplo: deja el pasado atrás, di "no" de forma clara, conéctate a la ternura, suelta el pasado, aparca tu miedo, ayuda a los demás,…

 

Al final de la vida al único que le debemos explicaciones es a nosotros mismos, y a nuestro último yo.

La conciencia de muerte invoca nuestra responsabilidad.


“La responsabilidad no es un deber sino un hecho inevitable. Somos los actores responsables de cualquier cosa que hagamos. Nuestra única alternativa es reconocer tal responsabilidad o negarla. Y percatarse de la verdad, nos cura de nuestras mentiras.” 

Claudio Naranjo

 

Visita el enlace para leer más frases de Claudio Naranjo


Gracias por abrir nuestra conciencia.

 

Por Jordi Gil Martin - Co-Director Gestalt Salut Psicoterapia

Puedes contactar al autor a través del formulario al final de la publicación. 

Bajo licencia Creative Commons BY-NC-ND

 

Últimos posts de nuestro blog:


 

Esperamos que este post en homenaje a Claudio Naranjo sobre la conciencia de muerte te sea nutricio y útil para tu desarrollo personal. Puedes dejarnos tus comentarios aquí abajo...

 

 

¡Déjanos tus comentarios sobre el artículo! 

0 comentarios

La relación con los obstáculos en la vida: 12 tips para recordar en los momentos más difíciles

superar obstaculos
subiendo escalera

No hay vida sin obstáculos. No hay camino del héroe sin obstáculos. Encuentra tu propia fuerza, ten fe, escucha, busca, aprende... Lee nuestros 12 tips para superar los obstáculos.

 

Escrito por Jordi Gil Martin.

Psicólogo Barcelona. Terapeuta Gestalt.



En Gestalt Salut puedes solicitar asesoramiento psicológico

en formato presencial u online.


Si existe algo que define a las personas es como se relacionan  con los obstáculos que la vida les presenta.

No existe vida sin obstáculos.

No hay camino del héroe sin obstáculos.

Deja de desear que no los haya, más bien la vida se trata de aprender a relacionarse con ellos, y aprender a transitarlos y gestionarlos. 

Un cuento sobre superación de obstáculos: El campesino y el burro

Un día, el burro de un campesino se cayó en un pozo. El animal gemió fuertemente por horas, mientras el campesino trataba de pensar  qué hacer.

Finalmente, el campesino decidió que el burro ya estaba viejo, el pozo ya estaba seco y necesitaba ser tapado de todas formas; que realmente no valía la pena sacar al burro del pozo.

Invitó a todos sus vecinos para que vinieran a ayudarle. Cada uno agarró una pala y empezaron a tirar tierra al pozo.

El burro se dio cuenta de lo que estaba pasando y rebuznó horriblemente. Luego, para sorpresa de todos, se aquietó después de unas cuantas paladas de tierra.

El campesino finalmente miró al fondo del pozo y se sorprendió de lo que vio… Con cada palada de tierra, el burro estaba haciendo algo increíble: se sacudía la tierra y pateaba encima de la tierra.

Muy pronto todos vieron sorprendidos como el burro llegó hasta la boca del pozo, saltó por encima del borde y salió trotando…

Superando obstáculos en tu camino del héroe

La vida es fuerte, algunas situaciones o personas van a tirarte tierra, todo tipo de tierra… el truco para salir del pozo es seguir luchando, insistir y usarla para ir hacia arriba. No darse por vencido es la clave.

Que nada ni nadie decida por ti, tenemos el derecho absoluto a ser felices y a salir de cualquier pueblo. Por más obstáculos que encuentres mantén tu lucha.

Gratitud y respeto a esa parte de ti que sigue luchando, la que no se rinde, la que resistió a maltratos u ofensas, la que peleo aun con handicaps.

No hay camino del héroe sin obstáculos.

Cómo vencer obstáculos en la vida: 12 tips

En la relación con los obstáculos recuerda siempre los siguientes tips para vencerlos:

  1.  No hay vida sin obstáculos. Desiste de una idea de vida sin obstáculos.
  2. No te pelees con ellos, busca la manera de sortearlos.
  3. No crees obstáculos desde tu mente. No conviertas olas en tsunamis. Aprende a relativizar
  4. Busca una mirada externa.
  5. Aprende a tomar perspectiva.
  6. Busca el aprendizaje que puedes extraer del obstáculo.
  7. Recuerda los que superaste.
  8. Ten fe, en buda, en el espíritu santo, en el universo, en la vida,…o en Volkswagen, en lo que quieras. Decide tu credo.
  9. Escucha a todo tu ser, a tus pensamientos, emociones, sensaciones, intuiciones,…
  10. Estructura una secuencia de pasos para superar el obstáculo. Pasó a paso.
  11. No olvides que todo es transitorio.
  12. Conecta e invoca tu sabiduria.

“Un héroe es una persona común y corriente que encuentra la fuerza

para resistir y perseverar a pesar de obstáculos abrumadores.”

Christopher Reeve


Por Jordi Gil Martin - Co-Director Gestalt Salut Psicoterapia

Puedes contactar al autor a través del formulario al final de la publicación. 

Bajo licencia Creative Commons BY-NC-ND

 

Últimos posts de nuestro blog:


 

Esperamos que este superar obstáculos en la vida te sea nutricio y útil para tu desarrollo personal. Puedes dejarnos tus comentarios aquí abajo...

 

 

¡Déjanos tus comentarios sobre el artículo! 

0 comentarios

Heridas del pasado: ¿Cómo sanarlas para vivir mejor?

heridas emocionales del pasado
heridas del pasado

Nuestras emociones nos permiten conectar con aquello que nos duele y nos dolió en el pasado. Es importante darles espacio, para que no queden bloqueadas o infectadas. Un profesional de la psicoterapia puede ayudarnos a explorar las antiguas heridas, detectar de dónde viene nuestro dolor, para poder liberar las emociones, reconocerlas y gestionarlas, y vivir con menos peso en la vida. 

 

Escrito por Jordi Gil Martin.

Psicólogo Barcelona. Terapeuta Gestalt.



En Gestalt Salut puedes solicitar asesoramiento psicológico

en formato presencial u online.


Investigar y desinfectar las heridas emocionales del pasado, para vivir mejor

Poder reconocer nuestro dolor nos permite reconocer nuestras antiguas heridas para poder desinfectarlas. El mejor desinfectante del que disponemos son nuestras emociones.

 

Las cuatro emociones básicas son alegría, tristeza, rabia y miedo. Son universales, las encontramos en todas las culturas y edades, forman parte de nuestro diseño biológico. Nos permiten relacionarnos con nosotros mismos, con los demás, con lo que nos sucede y con lo que nos sucedió, para poder digerirlo.

Estas nos permiten conectar con el dolor, metabolizarlo y disolverlo.

Las emociones nos permiten transitar nuestro sufrimiento, entrar y salir de él.

Dar espacio a la herida es dar espacio a las emociones que nos despiertan.

Si no usamos lo emocional para destilar nuestras heridas, éstas quedan bloqueadas, infectadas y contaminan nuestro vivir.

 

El espacio de terapia permite dar espacio emocional a nuestros sufrimientos y ver si éstos están vinculados a antiguas heridas.

 

EJEMPLO:

  • “Cada vez que tengo que repetirle algo a mi pareja, me desquicio, parece sorda como mi madre”

Evoca una situación con tu madre en que tenías que repetirle algo

Conecta con ese dolor que vivías con tu madre

¿Dónde lo sentías en tu cuerpo?

¿Cómo te sentías?

  • “Poco escuchado, poco visto y que mi esfuerzo por repetir algo no valía la pena”

¿a que dos emociones te conectas?

  • “tristeza y enfado”

Déjate sentir estas emociones en tu cuerpo y acompáñate con una mano en la zona del cuerpo donde las sientes. 

Respíralas.

 

Un espacio de terapia te permite explorar las antiguas heridas para liberar las emociones bloqueadas

Si no usamos lo emocional para destilar nuestras heridas, Éstas quedan bloqueadas, infectadas y contaminan nuestro vivir.

Es importante mantener una actitud curiosa, casi de investigación en el cotidiano para explorar si ciertos dolores o molestias, que percibimos exagerados se vinculan a antiguas heridas que sufrimos con otras personas.

Una herida mal curada duele toda la vida.

Una herida vivida emocionalmente es un peso y un hándicap menos en la vida.

 

Cuando algo te detona una respuesta emocional excesiva, date un espacio íntimo para investigar si te conecta con alguna herida, y vivencia a que emociones te conecta.


 “Tenemos cicatrices en los lugares más insospechados, como si fueran mapas secretos de nuestra historia personal, vestigios de viejas heridas. Algunas heridas se cierran dejándonos sólo una cicatriz, pero otras no. Algunas cicatrices las llevamos a todas partes y, aunque la herida cierre, el dolor persiste. ¿Cuáles son peores, las nuevas heridas terriblemente dolorosas o las viejas que debieron cerrarse hace años pero no lo hicieron? Quizás las viejas heridas nos enseñan algo, nos recuerdan donde hemos estado y lo que hemos superado, nos enseñan qué debemos evitar en el futuro o eso creemos, aunque en realidad no es así. Hay cosas que debemos aprender una y otra vez.”

Anatomía de Grey


Por Jordi Gil Martin - Co-Director Gestalt Salut Psicoterapia

Puedes contactar al autor a través del formulario al final de la publicación. 

Bajo licencia Creative Commons BY-NC-ND

 

Últimos posts de nuestro blog:


 

Esperamos que este las heridas emocionales infantiles te sea nutricio y útil para tu desarrollo personal. Puedes dejarnos tus comentarios aquí abajo...

 

 

¡Déjanos tus comentarios sobre el artículo! 

2 comentarios

Los 6 pilares fundamentales en la crianza de los niños

crianza niños
crianza niños

Un padre y una madre pueden cumplir distintos roles fundamentales que posibilitan un buen desarrollo del niño, en sus aspectos materiales, amorosos, emocionales, y en cuanto al desarrollo de la curiosidad y la socialización, entre otros. En este post hablamos sobre los 6 pilares fundamentales en la crianza de los niños.

 

 

Escrito por Jordi Gil Martin.

Psicólogo Barcelona. Terapeuta Gestalt.



En Gestalt Salut puedes solicitar asesoramiento psicológico

en formato presencial u online.


El cuidador como adulto poliédrico

Un padre/madre en su acompañamiento con su hijo puede cumplir distintos roles fundamentales que debe ejercer como cuidador y que posibilitan un buen desarrollo del organismo niño. Se trata de pulir el diamante infantil desde distintos ángulos.

 

A continuación detallamos los 6 pilares fundamentales en la crianza:

Proveedor material:

Un proveedor material de alimentos sólidos y líquidos, descanso, higiene, cura y protección física. Este rol incluye también proveer de un espacio sano y de estimulación sensorial. Es decir, alguien que nos aporta una salud física orgánica, nos invita al movimiento y nos proporciona espacios de estimulación sensorial.

Proveedor amoroso:

Un proveedor amoroso. El amor es un nutriente esencial del organismo y la psique humana. Desde su perspectiva como biólogo, Maturana, considera que el amor es la emoción fundamental que hace posible nuestra evolución como seres humanos: «... cuando hablo de amor no hablo de un sentimiento ni hablo de bondad o sugiriendo generosidad. Cuando hablo de amor hablo de un fenómeno biológico». El amor es una experiencia, es un alimento afectivo. Los seres humanos somos intrínsecamente amorosos, y podemos comprobarlo fácilmente observando lo que ocurre cuando una persona es privada de amor, cuando se le niega el derecho a existir o se le valida su emocionalidad.

Nos lo muestra el psicólogo estadounidense Harlow usando una curiosa metodología: Para su experimento, trabajó con monos Rheus, una especie asiática que convive fácilmente con los humanos. Harlow separó a las crías de sus madres para ver cómo reaccionaban. En las jaulas donde metió a las crías, había dos escenarios a los cuales podían acceder: un biberón lleno que proporcionaba la alimentación adecuada y un peluche o muñeco parecido a un mono adulto sin alimento alguno. El resultado mostró que las crías preferían al muñeco a pesar de que este no les podía alimentar; elegían el cobijo afectivo, buscaban una experiencia de calor. También se evidenció que cuando las crías se angustiaban, buscaban y se aferraban fuertemente al muñeco, pues éste les proporcionaba una gran seguridad. El calor y el cobijo remiten al amor, al nutriente esencial.

La carencia temprana de afecto produce trastornos como ansiedad, agresividad, desmotivación, inseguridad, tristeza, dependencia, estrés crónico, etc. Como mamíferos que somos, necesitamos vivir la experiencia de dar y recibir calor.

Sostenedor emocional:

Un sostenedor emocional. Se trata de cumplir una función de sostén, de ser capaz de ayudar y cobijar al niño cuando este vive angustia o desamparo. Este acompañar facilita que el niño pueda transitar emociones y sensaciones sin caer en shock o pánico. A veces se trata de abrazar un buen rato al niño mientras está triste, dolorido, asustado..., o simplemente de estar a su lado. Somos un faro que acompaña al niño a atravesar túneles y oscuridades. En definitiva, esta función permite al niño transitar lo emocional y lo angustioso de un modo sostenible. Cobijar al niño es dar forma y continente a su experiencia par que este aprenda a manejarla. 

Promotor de acciones:

Un promotor de acciones con el mundo, con lo de afuera a lo largo del proceso de aprendizaje, se trata de estimular la ilusión, la curiosidad y la socialización, entre otras cuestiones vitales, que a la larga le permitirán salir al mundo y vivenciarlo de un modo amigable. Es vital que el niño no coja miedo a las cosas, a la vida, y que empiece a contactar con todo lo que hay en este mundo. Esta función también pasa por graduar la intensidad de las experiencias a las que el niño debe acceder, por evaluar si estas son de gran, media o pequeña intensidad. Y pide ir evaluando para que esta preparado el niño, y para que no lo está: «ten paciencia, aun no estás preparado para quedarte a dormir en casa de Gabriel», «ahora ya puedes empezar a dormir sola; te acompañaré las primeras noches y luego vamos viendo».

Transmisor de conocimientos:

Un transmisor de conocimientos. Cualquier persona que se introduce en algo nuevo o desconocido necesita una mínima orientación teórica, como niños necesitamos que alguien nos haga un mínimo mapa de como es el mundo, de sus leyes, de la importancia de los vínculos, de conocimientos acerca de la naturaleza. Como especie el mostrar el mundo, a nivel teórico y práctico, es un compromiso sagrado con los recién llegados al mundo.

Legitimador:

Un legitimador. El niño a quien se le legitima su experiencia “estás enfadado porque te han quitada un juguete” en vez de “no pasa nada, no llores” siente que lo que vive es real y que tiene derecho a sentirlo. Se da un espacio a su experiencia y la vivencia como legítima. Es un niño que puede anclarse y apoyarse en su experiencia. Tiene derecho a sentirla tal y como es. Este sí a la vivencia propia le facilitara gestionarla sin penalizarla y afirmándose desde ella. Cuestión muy distinta es sentir que lo que siento no debería sentirlo o que debo ser de una determinada manera o cumplir con un modelo que no es el mío. 

Al vivir nuestra experiencia como inadecuada, nos cuesta más aceptarla y transitarla, nos desconectamos o peleamos con nuestras vivencias y necesidades, al abstraernos en lo que debería ser, en la represión o en encajar en criterios que no son nuestros: «me costó dos años aceptar que no sentía nada por mi pareja, me odiaba a mí misma por ello, y prefería beber y evadirme de todo». Si nuestra experiencia no es legítima de fondo, nos sentimos indignos de ser quienes somos o de sentir lo que sentimos. 


Como afirma María Montessori:

«Si criticas mucho a un niño, él aprenderá a juzgar.

Si elogias con regularidad al niño, él aprenderá a valorar».


Todas estas funciones consolidan que un adulto sea un facilitador vital y podamos potenciar la autorregulación del niño, es decir su capacidad de autorregular su experiencia. Si esta facilitación no se da, o se da de forma escasa, el futuro adulto tendrá excesivas dificultades en relacionarse consigo mismo y con los demás, poseerá una autoestima frágil y tendrá que hacer grandes esfuerzos para autorregularse, y le costará ajustar su mundo interno con el externo.

 

En síntesis, que se den o no estas funciones determina la diferencia entre un niño que vive y otro que sobrevive, entre un futuro adulto que se pelea con su experiencia o que la integra y se apoya en ella.

Ejercicio: Los roles desempeñados en la crianza

Reflexiona acerca de qué 2 funciones sí cumplieron tus padres y cuáles no. ¿Qué roles sí desarrollaron?

Compártelo con alguien de tu confianza, que también quiera reflexionar acerca de las funciones presentes o ausentes de sus progenitores.

 

Por Jordi Gil Martin - Co-Director Gestalt Salut Psicoterapia

Puedes contactar al autor a través del formulario al final de la publicación. 

Bajo licencia Creative Commons BY-NC-ND

 

Últimos posts de nuestro blog:

El arte de escuchar:

12 sugerencias gestalticas


 

Esperamos que este los 6 pilares fundamentales en la crianza de los niños te sea nutricio y útil para tu desarrollo personal. Puedes dejarnos tus comentarios aquí abajo...

 

 

¡Déjanos tus comentarios sobre el artículo! 

0 comentarios

Nuestras infografías: