10 sugerencias para facilitar el bienestar de los niños y cultivar su autorregulación emocional.

niña danzando
Autorregulación emocional en la crianza

En este post te explicamos qué es la autorregulación emocional, y compartimos 10 sugerencias prácticas que puedes empezar a aplicar en la crianza. Escrito por Jordi Gil, Psicólogo de Barcelona. Terapeuta Gestalt.



Psicólogos y Terapeutas Gestalt de Barcelona. Más información:


¿Qué es la autorregulación emocional y por qué es tan importante en la crianza?

La mayor conquista de una crianza consciente es que el niño sepa autorregularse, es decir que conquiste su autorregulación emocional, aunque este término también incluye lo corporal y lo cognitivo.

 

Uno de los fundamentos básicos de la Terapia Gestalt es que todos nacemos con una capacidad de autorregulación, el organismo nace con una sabiduría organísmica, que le permitirá detectar y registrar aquello que necesita para poder satisfacerse y desarrollarse, pudiendo metabolizar lo agradable, lo desagradable y lo neutro del vivir.

 

En la crianza consciente, esta capacidad en potencia necesita de un cuidador primario que la actualice, nutra y no la interfiera.

 

La regulación y la modulación de la respuesta emocional es una capacidad que debe desarrollarse.

 

El adulto colabora con el niño para regular sus estados internos, y para que éste interiorice un modelo de gestión emocional ecológico con sus necesidades y con el medio.

 

Al principio la cría humana necesita que sea el adulto quien le aporte necesidades materiales por ejemplo agua, calor, higiene…  y necesidades emocionales como una caricia, sentirse visto y respetado, calma…

 

Este abastecimiento material y afectivo le permite al pequeño recuperar su estado de bienestar y activar su homeostasis. Y desde allí construir e interiorizar mecanismos para autorregularse y autoabastecerse. 


“Una posible definición de la autorregulación podría ser la capacidad de todos los seres vivos de regular espontáneamente las propias funciones vitales, de contactar con las necesidades básicas y de buscar su satisfacción.”

Hendrik Vaneeckhaute 


Cómo cultivar la autorregulación en la crianza

Cuando hablamos de autorregulación emocional en relación con los niños pequeños, no estamos hablando de abandonarlos a su instinto o de dejar que hagan absolutamente todo lo que les dé la gana. En realidad se trata de asistirlo en conocer sus necesidades, en estar atentos a ellas y ofrecerles un entorno físico-emocional que les permita la satisfacción de sus necesidades básicas para que de a poco sea él mismo quien se autoabastezca de lo que necesita para regular sus estados físicos y emocionales.

 

La asistencia externa lo llevará de forma natural a una autoasistencia material y psicológica.

 

Se trata de guiar a los niños a detectar sus necesidades y orientarlos en las distintas maneras de gestionarlas.

  • “Si estás cansado túmbate un poco con papá”
  • “Si estás enfadado, quizás te siente bien hablar o jugar un rato”

Estas intervenciones despiertan y fundamentan la capacidad innata de autorregulación que posee todo organismo vivo.

 

El cuidador actúa pues como un regulador bioquímico de los estados internos del niño, la cual cosa propicia la creación de circuitos neuronales que se asocian e implementan en el sistema nervioso del niño, y que se activarán cuando sea preciso..

 

El cuidador actúa de neocórtex externo hasta que el pequeño adquiere el suyo, y ya es capaz de percibir, identificar, nombrar y gestionar la propia afectividad.

 

Incorporamos lo que percibimos, lo imitamos y lo creamos.

 

En definitiva la autorregulación es la habilidad de un niño para gestionar su organismo. Se desarrolla con el tiempo, e involucra su desarrollo social, emocional y cognitivo.

 

La autorregulación puede también ser considerada como la integración de la emoción-sensación (lo que siente un niño) y la percepción cognitiva de sus capacidades para gestionarlas (lo que el niño sabe o puede hacer) la cual cosa da como resultado un niño capaz de regularse y modular su experiencia de un modo estable y acorde a sus necesidades. Implica una integración cuerpo-cognición-emoción

 

La autorregulación da como resultado una inteligencia holística. El niño reconoce lo que le sienta bien y lo que le es tóxico.

 

10 sugerencias para facilitar la autorregulación innata en los niños:

A continuación comparto 10 factores que facilitan la autorregulación, que puedes empezar a aplicar en la crianza de los más pequeños:

  1. Adaptarse al temperamento del niño y responder a sus necesidades. La empatía es crucial, afecta directamente a la forma de aprendizaje de la autorregulación.
  2. Usar el lenguaje (especialmente nombrar las emociones) ayuda a desarrollar la autorregulación y sienta las bases para el aprendizaje futuro del niño.  
  3. Proporcionar estructura y predictibilidad. Anticipe las transiciones y anuncie por anticipado los cambios en las rutinas cotidianas normales.
  4. Mostrar un modelo de gestión de las emociones.
  5. Equilibrar la contención y la expresión emocional.
  6. Modelar el autocontrol y la autorregulación en nuestras palabras y acciones cuando el niño/a se sienta frustrada, molesta, o entusiasmada.
  7. Hablar en positivo. La experiencia no sabe nada de la negación o de la carencia. Encuentre maneras de decir sí en lugar de no. Por ejemplo, “Puedes golpear esta olla con una cuchara” en lugar de “No golpees el vaso en la mesa”. Dígales lo que es posible en lugar de lo que no es. Por ejemplo, diga “Camina por favor” en lugar de “No corras”.
  8. Aportar un vocabulario emocional. Nombre las emociones, usando palabras como feliz, triste, avergonzado, y orgulloso para describir cómo se siente.
  9. Ofrecer oportunidades para la creatividad y el juego. Participar en los juegos. Anticipar el comportamiento inapropiado y redirigirlo.
  10. Aportar confianza en lo espontáneo. Aprender a regular sus procesos espontáneos implica confiar en éstos, no es ni bueno ni malo estar triste, sólo es cuestión de atender mi tristeza.

De estas maneras se facilita que el niño aprende a vivir desde adentro y se aleje de un vivir desde afuera – por obediencia a la obligación o preocupación por la auto-imagen-, puede decir sí o no a lo que vive en las relaciones desde su mundo interno, y teniendo cuenta el externo. 

 

Por Jordi Gil Martin - Co-Director Gestalt Salut Psicoterapia

Puedes contactar al autor a través del formulario al final de la publicación. 

Bajo licencia Creative Commons BY-NC-ND

 

Últimos posts de nuestro blog:


 

Esperamos que este artículo sobre autorregulación emocional y crianza te sea nutricio y útil para tu desarrollo personal. Puedes dejarnos tus comentarios aquí abajo...

 

 

¡Déjanos tus comentarios sobre el artículo! 

Escribir comentario

Comentarios: 0