La riqueza de nuestras heridas

niño observando a su padre
heridas emocionales

 

Comparto  reflexiones  sobre las heridas, aquellas que pueden venir de la niñez, o de la relación con nuestra familia de origen, junto con un ejercicio para transformarlas en una fuente de aprendizaje y desarrollo.

 

Escrito por Jordi Gil, Psicólogo Barcelona y Terapeuta Gestalt.

 



Psicólogos y Terapeutas Gestalt de Barcelona. Más información:


1

La puerta se abrió lentamente.

Entró mi padre.

Me dejó odio y agresividad.

La puerta se abrió lentamente.

Entró mi madre.

Me dejo locura y miedo.

La puerta se abrió lentamente.

Entró mi hermano.

Me dejo decepción y paranoia.

La puerta se abrió lentamente.

Entró mi hermana.

Me dejo mentira y falsedad.

 

2

La puerta se abrió lentamente.

Entró mi padre.

Me dio su fuerza y poder sexual.

La puerta se abrió lentamente.

Entró mi madre.

Me dejo su sensibilidad y aguante.

La puerta se abrió lentamente.

Entró mi hermano.

Me dejo diversión y creatividad.

Entró mi hermana.

Me dejo amabilidad y limpieza.

 

3

Ahora la puerta es mía.

Es mi responsabilidad ordenar todo lo que hay en mi habitación.

Gracias por lo dado y por lo dado.

Desde ambas realidades me desarrollo. 

 

En la vida nos hieren, muchas veces estas heridas se producen en nuestra niñez. A edad temprana no podemos impermeabilizarnos de según qué fuerzas o daños, principalmente en lo que hace a la relación con nuestros padres. Al madurar nos podemos quedar con la herida o con el aprendizaje y el patrimonio que da la misma.

 

Un buen proceso terapéutico me permite soltar lo que duele, cicatrizar las heridas y quedarnos con lo nutricio de ellas, y poder transformar lo hiriente en un recurso personal para una mayor felicidad.

 

Esta labor a veces es ardua y pide una íntima colaboración entre terapeuta y cliente.


Ejercicio: Sanando las heridas

Escribe dos situaciones vitales que sientes que fueron hirientes a un nivel profundo.

Escribe que dos cosas aprendiste de cada una de ellas.


Por Jordi Gil Martin - Co-Director Gestalt Salut Psicoterapia

Puedes contactar al autor a través del formulario al final de la publicación. 

Bajo licencia Creative Commons BY-NC-ND

 

Últimos posts de nuestro blog:

Terapia y Gestión del cambio: ¿Qué revolución necesitas iniciar en este 2017?


 

Esperamos que este post sobre la riqueza de nuestras heridas en la terapia te sea nutricio y útil para tu desarrollo personal. Puedes dejarnos tus comentarios aquí abajo...

 

 

¡Déjanos tus comentarios sobre el artículo! 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Adriana Mejía (lunes, 18 junio 2018 14:59)

    Mi padre es esquizofrenico. Hay muchas secuelas en seis hijos que tuvo. Especialmente el último que tuvo con una mujer que le hizo sarandeo fetal. Es esquizofrenico psicótico recurrente. Como ayudarme. Como ayudarlo
    Gracias