Terapia Corporal: Cuatro formas naturales para mantenerse conectado y en equilibrio.

Regula tu cuerpo mediante tus "puntos de apoyo".

En este post hablamos de terapia corporal y sobre lo que llamamos "puntos de apoyo", una experiencia de sostén interno que se vive desde el cuerpo, que te ayudará a mantenerte conectado y en equilibrio cuando lo necesites.  

 

Escrito por Jordi Gil Martín. Psicólogo y especialista en terapia GestaltCo-Director Gestalt Salut.   


(Publicidad) 400 horas de formación presenciales en Barcelona. Técnicas Psicocorporales para profesionales de la salud, la ayuda y la educación. Pulsa en la imagen para más información:

Terapia corporal y puntos de apoyo: Vitalidad, energía y cuerpo...

 

En terapia corporal decimos que "un buen apoyo permite un buen contacto". Sin la experiencia de apoyo nos sentimos débiles, poco capaces, desequilibrados, con escasa fuerza para movernos en la vida cotidiana. Como dice Magda Gomar “La vida es un juego, y si no juegas, pierdes”, es necesario sentir un mínimo nivel de auto-poyo para poder jugar nuestra vida de una forma plena.

 

Pero... ¿qué son los puntos de apoyo? Desde la terapia corporal trabajamos para tomar consciencia de esos puntos de apoyo, nos referimos a desarrollar experiencias de sostén interno desde el cuerpo.   Es simple... podemos comprender mejor este concepto, mediante el siguiente ejemplo:  Necesitamos sentir cierto nivel de energía disponible en nuestro cuerpo para accionarnos en el mundo, por ejemplo “Me apoyo en esta silla para escribir y al aposentar mi postura dispongo de más energía para escribir”.

 

El apoyo es una experiencia corpórea. En terapia corporal sabemos que apoyarnos en nuestro cuerpo es conectar con nuestra fuente energética primaria.  

 

“El contacto solo puede ser bueno y creativo cuando existe el apoyo necesario para permitirlo”. (Perls, 1994)

 

Cuatro nutrientes del auto-apoyo que puedes potenciar con terapia corporal:

formas naturales para mantener el equilibrio con terapia corporal
terapia corporal y puntos de apoyo

 

A continuación te proponemos una lista de 4 nutrientes del auto-apoyo que todos podemos desarrollar, y que sin dudas pueden potenciarse con la terapia corporal:

  • La conciencia de la respiraciónCon terapia corporal puedes hacer más consciente tu respiración, como soporte vital fundamental, un apoyo básico. Es importante facilitar su percepción: «Observa el movimiento respiratorio (cómo entra el aire y cómo sale). Al inspirar, siente una zona de tu cuerpo como, por ejemplo, el tobillo derecho por dentro, y al espirar, aflójala, desde dentro».
  • La alimentación: En la medida en que los alimentos caen bien a nuestro organismo, nos nutren. Los alimentos nos dan energía. A veces, el estilo de vida que llevamos en la ciudad, hace que nos olvidemos de la importancia de la alimentación, y que no percibamos las necesidades de nutrición del cuerpo. Mediante terapia corporal volvemos a conectar con las necesidades básicas de nutrición de tu cuerpo.
  • La postura: Laura Perls (1994) afirma “Una postura erguida es el principal soporte”. La postura refleja la situación presente de la persona y cómo ésta se ubica en ella. En terapia Corporal sabemos que la postura es una actitud.
  • Estar atento a ciertas cualidades somáticas (frío, calor, tensión, relajación), tomar conciencia de ellas, potencia nuestro darnos cuenta corporal, para poder apoyarnos en las sensaciones y decidir mejor, por ejemplo, “esta relación me tensa demasiado, voy a tomarme un descanso". 

 

¿Qué te parece? La respiración, la alimentación, la postura y la atención son 4 puntos de apoyo que puedes experimentar desde tu cuerpo para sentirte más en equilibrio y conectado contigo mism@. Si crees que todo ello puede ayudarte, quizás te interese informarte sobre nuestro programa de postgrado en terapia psicocorporal en Barcelona.

¿Por qué recomendamos poner más atención a estos 4 nutrientes del auto-apoyo?

Vivimos en una continua relación entre el organismo y su ambiente, un dinamismo constante... Desde la terapia corporal, basada en la Gestalt, trabajamos para desarrollar nuestros recursos para auto-sostenernos y mantenernos en equilibrio ante lo fácil y lo difícil de la vida. La sanación pasa por tomar conciencia de los cambios somáticos que vivimos, y de cómo los gestionamos, momento a momento. En el vivir aprendemos a apoyarnos en nosotros mismos, para no sentirnos a la deriva de experiencias por las que transitamos.

 

“El objetivo de la terapia es crear el apoyo necesario para permitir que reorganicemos y re-encaucemos nuestra energía” Laura Perls, 1994.


 «Hemos de comportarnos no como si tuviéramos que vivir para el cuerpo, sino como quien no puede vivir sin él.»  Séneca 


Por Jordi Gil Martin - Co-Director Gestalt Salut Psicoterapia

Puedes contactar al autor a través del formulario al final de la publicación. 

Bajo licencia Creative Commons BY-NC-ND

 

Otros artículos de nuestro blog:


 

Esperamos que este post sobre terapia corporal te sea nutricio... Puedes dejarnos tus comentarios aquí abajo. ¿Deseas iniciar una terapia o informarte sobre las actividades que organizamos? Contacta con un psicólogo o terapeuta Gestalt ¡Primera entrevista informativa gratuita!

 

¡Déjanos tus comentarios sobre el artículo! 

Escribir comentario

Comentarios: 0