Teatro y terapia Gestalt

Un paseo terapéutico por el teatro

La etimología de la palabra teatro es del griego "theatron", que significa "lugar para ver" o "lugar para contemplar", el teatro nos permite vernos y vernos de distintas maneras, nos conecta a la capacidad de ser y hacer muchas cosas de ser lo que soy aunque me manifieste de distintas formas.

 

Los orígenes del teatro vienen de antiguos rituales sagrados que se realizaban para propiciar una buena caza o una temporada agrícola fructífera, junto a elementos de la música y la danza, se hacía teatro , se hacía algo para que pasase algo, se confiaba en su poder para invocar lo sano y lo agradable, igual que en la vida es una bendición poder ser muchas cosas y visualizar nuestra prosperidad o la catástrofe nos cambia.

 

Entre el segundo y el primer milenio a.C ya se representaban dramas sobre la muerte y la vida, la función del teatro era relacionarnos con los grandes temas de la humanidad usando máscaras durante la dramatización, estas mascaras nos facilitan relacionarnos en la vida.

 

Ya en el siglo V se utilizaban una especie de camerinos llamados "skené", en donde los actores se vestían y cambiaban de trajes, y además se empleaban algunos "efectos" básicos, máscaras y disfraces para prepararse para la gran obra de la vida, igual que necesitamos un lugar intimo donde prepararnos para afrontar lo fácil y lo difícil que la vida nos trae o que nos vestimos cada mañana de algo o de alguien sea un terapeuta comprensivo o un ejecutivo agresivo.

 

El teatro griego posibilitaba representar a los héroes y a los Dioses, ver y reconocer su imperfección, facilita el conectarnos a nuestra deidad y heroicidad en el cotidiano es nuestro reto personal ante una sociedad que venera a futbolistas o cantantes.

El teatro nos permite ser lo que somos porque sólo se puede representar lo que uno ya es, asimismo la comedia, ya en esos tiempos ridiculizaba a los políticos y a personajes famosos, el humor nos permite relativizar y poner las cosas en su lugar facilitando posicionarnos de una forma más ecológica en la vida.

 

El teatro en las antiguas civilizaciones de Asia, en China, en Japón y la India tomó un carácter sagrado cargado de profundos simbolismos, el teatro era un canal de lo sagrado y de nuestro potencial , su fusión con la música y la danza nos habla de su capacidad de incorporar todo aquello que nos hace vibrar. Los Incas y los aztecas, lo utilizaron con fines principalmente religiosos y relacionados con la guerra y la agricultura, se confiaba que a través de las imágenes y de la palabra podíamos influir en la vida.

 

Entre los géneros del teatro encontramos la comedia, la farsa, la pantomima, la comedia romántica, la tragedia, la fantasía, la ópera, el teatro del absurdo,… y otras formas casi todas se hallan en la vida, nuestra vida no deja de ser un psico drama personal y social.

 

Teatro terapéutico

El teatro de per se es terapéutico, los actores flexibilizan su carácter en pos de un personaje , de otra forma a la que podemos acceder desde nuestra capacidad humana de mutar, el teatro nos ayuda a flexibilizarnos ya  vivir todos los papeles del drama humano desde el sádico al dócil, desde ser rey a ser vagabundo , para encontrar la igualdad y la unidad en nuestro ser, lo que no cambia en mí , eso soy yo, lo que me acompaña este en el rol que este o en distintas situaciones , ese soy yo.

 

Yo soy lo que soy, mediante el teatro me despliego en mil formas, me conecto a la genuina, a mi autenticidad.

 

Jordi Gil Martín

 

Co-Director Gestalt Salut

Escribir comentario

Comentarios: 0