La buena y mala mente

BUENA Y MALA MENTE


Llega la mala mente a mi casa
Se me acerca y empieza a hablarme
De lo que hago mal o fatal, 
De usar el cuerpo como un coche
De lo que no vale la pena ni el esfuerzo
De mi escribir esteril y de mi lista de fallos diaria
De lo que debería sentir y hacer para alcanzar una utopia
Empieza a cansarse, a no saber que decir, a sufrir, a tambalear y a dudar
Empieza a partir
Y finalmente se va
Mientras la buena mente se ha mantenido en casa
Para darme conciencia y poderme reconocer
Adios mala mente 
Hasta el próximo encuentro desencuentro

Pd ; Y buenamente hago lo que puedo con mi mala mente, ambas me pertenecen y son dignas de ser lo que son 

Jordi Gil

Escribir comentario

Comentarios: 0